30 may. 2009

PENES, EL TAMAÑO NO IMPORTA?....





Sexualidad Junio, 2008

El tamaño no importa… Mitos y verdades sobre la virilidad masculina

Muchas veces hombres y mujeres acotan o reducen este concepto a la dimensión del miembro masculino. Pero ello es un mito, ya que la verdadera virilidad más que una cosa física tiene que ver con la manera en que el hombre aborda a la mujer en el plano sexual.

A diferencia de lo que muchos piensan, el concepto “virilidad"? no está relacionado con la dimensión del miembro masculino, sino con otros factores que involucran la forma en que el hombre aborda a la mujer en el plano sexual y su capacidad para dejar a su pareja satisfecha, tranquila, relajada y feliz.

Para tener aún más claro este concepto, el gineco-obstetra y master en sexualidad humana, Dr. Pedro Escudero, explica que

virilidad es la condición, característica o capacidad masculina de lograr una adecuada erección y tener un encuentro sexual satisfactorio para ambas partes con una razonable frecuencia.

“El término ‘razonable frecuencia´ quiere decir que los miembros de la pareja sientan como satisfactoria y cómoda. En este aspecto no hay tantas diferencias de apreciación como se cree o se dice. Para una pareja joven está bien tener relaciones entre dos o tres veces por semana y para una pareja mayor, una vez por semana o cada 15 días?, aclara el profesional.

Aún así, éstas son cifras de referencia porque hay personas que se sienten satisfechas teniendo relaciones sexuales una vez al mes y otras, todos los días, y ambas situaciones están bien si a la pareja les resultan cómodas. “El atleta sexual no es el mejor compañero"?

El concepto más básico o popular de virilidad muchas veces tiene que ver con la capacidad del hombre para tener varias relaciones sexuales o coitos en una sola noche o en una sola sesión.

Sin embargo, el especialista señala que de acuerdo a la experiencia que tiene con sus pacientes, el atleta sexual por lo general, es mal compañero de vida y es agotador para la mujer. “Ello ocurre porque hay mucho narcisismo de por medio. Estos hombres poseen una seudo-calentura, lo que habitualmente no le da tiempo para conocer al ser humano que tiene en frente. Son como amantes de corto plazo, para despedidas de soltera, pero no para formar pareja?, asegura.

Agrega que la mayoría de los varones, en alguna etapa de su vida, pueden tener relaciones sexuales con mucha frecuencia o a cada momento. Pero eso no es necesariamente una manera óptima o ideal para acercarse a la pareja.

Según el Dr. Escudero, un hombre puede realizar el acto sexual tres, cuatro, o más veces, en una misma sesión. Pero ello va a depender de la duración del encuentro sexual, porque el hombre que maneja bien su sexualidad, es de relaciones sexuales largas, de horas incluso. “No se trata de eyacular a cada momento, sino de administrar el disfrute global del cuerpo, sin prisa, con disfrute prolongado?, afirma.

“Haciendo una analogía, se puede decir que si una persona concentra su atención, su esfuerzo y su energía sólo en comer, va a poder comer todo el día, y va a llegar a pesar 120 kilos. Lo mismo ocurre con el sexo, pero eso no es necesariamente tener virilidad, tampoco es algo digno de aplauso o de admiración?, señala Escudero.

A su juicio, los hombres que piensan todo el día en el sexo, generalmente tienen patologías de fondo. No se dan el tiempo para desarrollar otras áreas en la relación de pareja. “Habitualmente tienen problemas con el autoestima y deben estar demostrando su virilidad en forma permanente porque no están muy convencidos de ella. También hay problemas de egos inflados, que en el fondo, demuestran temores. Detrás de todo adulto fachendoso y prepotente, hay un niño aterrado escondido en un rincón?, asegura. ¿Importa el tamaño del pene en la virilidad?

En muchas culturas y en todos los tiempos, el pene tiene gran valor simbólico. Por ello es que existen ritos y estatuas fálicas. El pene representa poder y dominación, y en cierto modo fertilidad, ya que a través de ella hay trascendencia. Una muestra de ello, es que son claros símbolos fálicos el cetro de los reyes, el bastón de mando de los mariscales y generales y hasta el báculo del humilde pastor que utiliza para dominar a sus ovejas.

Esta simbología fálica está también presente en los “bastos"? del Tarot y de tamaño gigantesco. “El tema del miembro masculino como elemento de virilidad, e incluso como elemento sagrado, está en el inconsciente colectivo de la especie humana. En erección representa poder y triunfo. Y en flacidez, sumisión y derrota?, manifiesta el ginecólogo.

Además éste órgano masculino es especial, distinto y al mismo tiempo, delicado e ingobernable, porque prácticamente se manda solo. Y es cierto, porque a veces el pene se erecta cuando no corresponde, o no se pone en acción en el momento requerido, lo que puede ser, en ambos casos, bastante bochornoso para el hombre.

Con respecto si a las mujeres en general les importa el tamaño del pene, el Dr. Escudero es categórico y afirma: “Sí, les importa, pero menos de lo que se imagina el hombre. Y ello tiene que ver con un aspecto más estético que otra cosa. Porque el momento del goce sexual de la mujer no depende tanto del tamaño del miembro, ya que el mayor productor de goce es el clítoris que se ubica prácticamente fuera del órgano sexual femenino?, aclara.

Lo cierto es que un pene largo o grande en determinadas posiciones a veces produce bastante dolor en las mujeres con “vagina corta? y en las que tienen la llamada “retroflexión? (útero caído hacia atrás). Y de esto último padecen hasta un 30 por ciento de las mujeres. A sí es que a muchas féminas un pene grande no les aumenta el goce, por el contrario, les produce incomodidad. Por tanto, un miembro viril prominente puede inicialmente aumentar la libido o el deseo en la mujer, pero no necesariamente provocar un mayor goce en el acto sexual.

Según el Dr. Escudero, el tamaño normal promedio de un pene erecto alcanza entre los 13 y 17 cms.; medida que posee el 80 por ciento de los hombres. Un órgano considerado grande va desde los 18 cms. hacia arriba. Y en éste aspecto, lo que no es mito, sino una realidad, es que los hombres de raza negra efectivamente poseen un miembro en promedio, más grande que el resto de la población masculina.

En consecuencia, la Virilidad se aprecia principalmente, no por el tamaño del pene o por la cantidad de coitos que puede concretar el hombre en una relación con el sexo opuesto, sino por su capacidad para dejar a su pareja satisfecha, tranquila, relajada y feliz como mujer, aunque sea con un pene mediano o incluso pequeño y con una sola relación sexual.



este articulo fue publicado por: http://www.f20.com.py/articulo.php?articulo=193

el desnudo artistico es de: http://mariamkidd.blogspot.com/





0 comentarios: