22 abr. 2009

HOMBRES DE MI BOCA

viernes 3 de abril de 2009

La cita expreso

Hablando otra ves de este chico, nos pasaba que empezamos a salir a fiestas y beber y beber hasta coquetear cuando nadie observaba y al terminar alguno uno de sus amigos nos llevaba y el siempre decía: dejarnos en su casa ya de ahí yo me voy ... llegando a la puerta nos besábamos ... how esos besos siempre fueron mis preferidos, después de esperar toda la noche mas le valía que fueran buenos y si si lo eran, cortos pero apasionados , ricos ricos muy ricos. así pasaron como 3 veces ... luego a regresar a la escuela y cosas de rutina, un día creo que fue un miércoles por la noche y hablando por el msn, la platica se centraba en por que lo hacíamos si cada uno tenia su pareja y ninguno la dejaría por estar los dos juntos.. en realidad yo si me mostraba un tanto arrepentida pero era algo raro y loco ya que me encantaban sus besos, pero solo eso, lo de mas, como se viste o como actúa en algunas situaciones no me agradaban pero el momento de coquetear era de lo mas exitante y provocador para mi (para el yo creo que también) me empezó de escribir frases como :
si me gusta mucho besarte
también me gusta abrazarte
tu piel me vuelve loco
es tu aroma el culpable de todo esto
a lo que yo le dije :
a mi igual ...pero, que propones? nos dejamos de hablar y nos olvidamos ?
a lo que el chico del apellido del real expuso:
-- regina, nos veremos otros 3 años mas .. estudiamos lo mismo. no podríamos dejarnos de ver pero si podemos hacerlo una ultima ves..
-- ya es tarde... ( 3 am aprox)
-- son tus besos, tus largas piernas, tu aroma, tu cabello, tu boca.
-- asi que le dije y en cuanto tiempo estas aqui?
-- en 15 min, solo apagare esta cosa y me voy nos vemos al final de tu privada
-- pues a disfrutarlo que sera la ultima... . Fuente: http://reginatelocuenta.blogspot.com/

EROTIKA PRESENTA: SOY CONSCIENTE

lunes 20 de abril de 2009


PELIGRO

-Mamá estoy aburrida.
-Qué dices niña, disfruta, mira qué paisaje, qué entorno, es una ciudad preciosa.
-Si, no digo lo contrario, pero me aburro, accedí a acompañarte porque..
-Porque eres mi única hija soltera, y no me apetecía viajar sola. ¿Qué pensaría la gente?
-Si pero te empeñas en alojarte en estos super hoteles de cinco estrellas, sabes que los odio, esta gente me aburre..déjame salir con Angelo.
-Ni hablar Andrea, tienes 18 años y él 27, acabas de conocerlo y apenas le entiendes.
-Entiendo bastante el italiano mamá, aunque no lo hable. Además es el hijo del dueño de este hotelazo, mejor garantía que esa ninguna ¿no crees? ¿Qué puede pasarme?
-La verdad es que ha sido muy amable al invitarnos a desayunar todos estos días, parece que le gustas mucho, no deja de pedirme que te permita salir con él , es un encanto.
-Pues entonces déjame, me llevará a cenar y conoceré a algunos de sus amigos, será divertido.
-Es peligroso Andrea, eres muy joven todavía, no creo que sea prudente.
-No pasará nada mamá, se cuidarme, de verdad. Tu ve tranquila al casino, volveré temprano, lo prometo.
-Mmm, está bien pero mañana me acompañas, y ten mucho cuidado, ya sabes que ..
-Si mamá, los hombres sólo buscan una cosa.. me lo has dicho muchas veces...

La primera parte de la noche se desarrolló normalmente, fuimos a cenar a un estupendo lugar donde nos encontramos con varios de sus amigos, se comportó con mucha amabilidad y corrección, presentándome a todos como una huésped especial de su hotel, halagándome con una flor y dedicándome bonitos piropos en italiano, son tan teatrales, tan extrovertidos, tan escandalosamente abiertos. Me divertí mucho. Cuando la noche llegaba a su fin, me preguntó si podía acompañarlo a buscar unas cosas que debía llevar al hotel esa misma noche, desde luego acepté. Aparcó su descapotable en una zona muy oscura sobre un acantilado desde donde se podían observar todas las luces de Sorrento, una preciosa ciudad. Entramos en un portal que estaba justo enfrente. Al abrir la puerta me di cuenta de inmediato que era su piso de soltero, muy decorado, lleno de espejos, joder, estaba en problemas. Le sugerí muy amablemente que volviésemos al hotel, se hacía tarde. Sin pensarlo dos veces saltó sobre mi. Intenté mantener la calma apartándolo suavemente, le aseguré que no me acostaría con él, no era el momento ni el lugar. Me dijo 'mira, mira como estoy' en italiano, llevando mi mano a sus partes y besándome casi con violencia. Mierda, no tenía opción, sólo cabía escapar, me fui corriendo, a las dos de la mañana. De pronto me encontré sola, perdida en una ciudad desconocida, no tenía móvil, ni dinero, ni el teléfono del hotel para llamar a mi madre. Me llevó una hora y media dar con él, y sólo lo logré porque reconocí sus luces a lo lejos, no en vano era el mejor hotel de la ciudad. Mientras caminaba pensaba, joder con los tíos, si hasta estuve a punto de dar la razón a mi madre, en el fondo no lo creía, esperaba que no todos fuesen iguales, desde luego no dejaría mi virginidad en el piso de soltero de ningún gilipollas como ese, ya me encargaría yo de buscar al adecuado...