5 nov. 2009

SEXO ORAL (puede producir cancer en la boca)




Martes, 17 de Febrero de 2009 09:34

CONTENIDO NO APTO PARA MENORES.
El sexo oral es practicado en el contexto hetero y homosexual. En el contexto heterosexual, el sexo oral es usado en algunas parejas como un método de contracepción y puede ser elegido como alternativa al acto sexual por ésta. Un reporte publicado en Septiembre de 2005 por el National Center for Health Statistics (Estados Unidos) en donde se encuestó 12000 estadounidenses entre los 15 y 44 años, se encontró que la mitad de los adolescentes respondieron tener sexo oral. Mientras algunos interpretaron que el sexo oral en adolescentes está en aumento, lo cierto es que fue el primer intento de estudiar el asunto.[1] Muchos, no consideran al sexo oral (al igual que la masturbación mutua) como una práctica sexual, como el sexo con penetración, muchos jóvenes utilizan el sexo oral como una forma de experimentar placer sexual antes de perder la virginidad.[2]

El cunnilingus es una forma de sexo oral que consiste en lamer y chupar los órganos genitales femeninos (los labios de la vulva, la entrada de la vagina y en particular el clítoris) con la lengua y los labios. Técnica: Comienza con un movimiento circular de la lengua en los labios mayores, después en el clítoris. Teniendo cuidado porque es muy sensible. El ritmo debe ser regular hasta lograr el orgasmo, sin cambio para evitar perder el ritmo. La mujer puede guiar con la mano para mostrar el mejor ritmo y presión para ella. Cuando el orgasmo comienza el hombre debe continuar con el mismo ritmo y luego disminuirlo paulatinamente. También se puede estimular con la lengua el perineo región entre el ano y la lengua, la cual es muy sensible y puede producir un orgasmo intenso, practica denominada anilingus la cual puede producir sensaciones placenteras en ambos sexos.

La felación consiste en la estimulación con la boca de los genitales masculinos. Siendo una práctica hetero y homosexual. Técnica: La pareja comienza por besar y acariciar el pene a todo lo largo como así también los testículos, cuando el pene está erecto, lo tomará firmemente con la mano y lo llevará a su boca, rodeara su glande con ésta, siguiendo movimientos ascendentes y descendentes.  También puede utilizar la lengua pasándola alrededor del surco balano prepucial, el frenillo (zona ésta muy sensible) y el glande. Se puede acompañar de movimientos ascendentes y descendentes de una mano alrededor del pene. El hombre puede guiar sobre el ritmo y la profundidad. También se pueden lamer los testículos y el cuerpo del pene, la zona perineal y los alrededores del ano. Cuando ocurra la eyaculación la pareja reducirá y luego detendrá el movimiento.  El semen se puede retener en la boca, tragarlo o escupirlo. En el caso que no se desee el sabor del semen en la boca se puede dejarlo escurrir en la cara o en los pechos de la pareja o bien disponerlo en un papel sanitario para luego descartarlo. La irrumación (del latín irrumatio) es una variante de la felación, el irrumador (el hombre cuyo pene será chupado) realiza todos los movimientos, situado encima o al lado de la persona irrumada, quien —usualmente acostada y en actitud pasiva— recibe el pene en la boca. Puede ser considerada una actividad vejatoria hacia la pareja, por lo que sólo debe practicarse con el consentimiento de la misma.


imagenEl 69 es una variante de sexo oral en la que dos personas están acostadas paralelas, pero en sentido inverso (la cabeza de una da a los pies de la otra), de manera que cada una puede estimular oral y manualmente los órganos genitales de la otra persona.  La postura adoptada es bastante versátil pues no sólo se puede realizar sexo oral simultáneo: felación y cunnilingus, sino que puede ser alternado con técnicas masturbatorias, que pueden ser sobre los genitales o también juegos anales. A menudo es una postura que se utiliza en el juego previo a la penetración, pero si las personas que participan ofrecen la estimulación apropiada puede resultar muy placentera conduciendo al orgasmo y la eyaculación. Técnica: La mujer descansa sobre el hombre colocando su vulva a la altura de de la boca de su compañero. El hombre besa y lame y chupa la zona del clítoris empleando las técnicas del cunnilingus. La mujer puede tomar el  pene sus manos y en su boca utilizando los principios de la felación. La mujer siempre debe estar arriba al momento de esta posición, porque si el hombre se pone arriba resultaría muy molesto ya que el pene esta erecto y para la mujer es muy difícil manipularlo si esta debajo. Hay variantes, una de ellas de pie, en la que el hombre asume el esfuerzo y carga sobre si a la mujer, quien en posición invertida al hombre, solo será sostenida de sus piernas.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS)
Hay que tener en cuenta que al haber contacto entre la mucosa bucal y el líquido preseminal, el semen o las secreciones vaginales, se pueden adquirir enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea, la sífilis, el VIH, el papiloma humano muy relacionado con el cáncer de pene y cuello uterino, todos los tipos de hepatitis (a excepción de la hepatitis A), los herpes genitales, candidiasis, el herpes simple y otros.
Si uno de los miembros de la pareja tiene heridas en los genitales y el otro tiene lesiones en su cavidad oral o encías, hay un riesgo incrementado de transmisión de ETS. Cepillarse los dientes, usar hilo dental, recibir tratamiento odontológico, o comer alimentos duros, como por ejemplo galletas, relativamente pronto antes o después de tener sexo oral, puede incrementar el riesgo de transmisión. Estas lesiones, aun si son microscópicas incrementan las chances de contraer ETS.

Sexo oral, HPV y riesgo de cáncer
En 2005, una investigación en el College of Malmö en Suecia sugirió que realizar sexo oral sin protección a una persona infectada con HPV (virus del papiloma humano), podía incrementar el riesgo de cáncer oral. El estudio encontró que el 36 % de los pacientes con cáncer oral tenían HPV comparado a solo el 1% del grupo control sano. [3]

Otro estudio reciente sugiere una correlación entre el sexo oral y el cáncer de cabeza y cuello. Se cree que ello es debido a la transmisión del HPV, un que está implicado en la mayoría de los cánceres de cuello de útero, el cual ha sido detectado en los cánceres orofaríngeos en numerosos estudios. El estudio publicado en The New England Journal of Medicine, concluyó que las personas que tuvieron una a cinco parejas de sexo oral en su vida, tenían aproximadamente el doble de riesgo de tener cáncer orofaríngeo comparados con aquellos que nunca realizaron dicha actividad, y aquellos con más de 5 parejas de sexo oral tuvieron un incremento del riesgo en un 250%. [4][5]

El preservativo es util para evitar las enfermedades de transmisión sexualPrevención
Debido al riesgo de enfermedades, como las antes citadas siempre se recomienda realizar estas prácticas usando métodos profilácticos como el condón sobre el pene o el protector de látex sobre la vulva, a menos que se tenga pareja estable. El protector de látex femenino se puede remplazar con un condón (cortado a lo largo para aumentar su superficie) estirado sobre la vulva.

Riesgo de embarazo
El sexo oral, al menos en la felación, no puede producir embarazo; ya que no hay comunicación entre el tracto reproductivo femenino y la cavidad oral y aparato digestivo El esperma eventualmente ingerido se inactivará en el estomago y será digerido como cualquier otro nutriente. Es de destacar, que el semen carece de propiedades nutritivas significativas A pesar de todo esto, es sexo oral, tiene un riesgo potencial de embarazo, esto ocurre cuando el semen entra en contacto con la vulva o vagina de la mujer indirectamente, ya sea a través de dedos, manos, u otra parte de cuerpo, u objetos. Por lo tanto, es necesario tener ciertas precauciones cuando se tiene sexo oral para evitar el embarazo.

Beneficios
El primer beneficio con sustento médico que se le ha atribuido a la felación ha sido el de una posible incidencia en la disminución de la ocurrencia de preeclampsia, lo que encaja con la idea de que el factor paternal está involucrado con la ocurrencia de la misma. Debido a que el embarazo tiene muchas similitudes con un trasplante, la hipótesis dice que la inducción de una tolerancia a las moléculas HLA paternales al feto puede ser crucial [6].


Fuente: Wikipedia

Referencias
1.- A Teen Twist on Sex - TIME

2. USATODAY.com - 'Technical virginity' becomes part of teens' equation

3.- Oral Sex Linked To Mouth Cancer Risk

4.- D'Souza G, Kreimer AR, Viscidi R, et al (2007). "Case-control study of human papillomavirus and oropharyngeal cancer". N. Engl. J. Med. 356 (19): 1944–56. doi:10.1056/NEJMoa065497. PMID 17494927. http://content.nejm.org/cgi/pmidlookup?view=short&pmid=17494927&promo=ONFLNS19.

5.-http://www.newscientist.com/article.ns?id=dn11819&feedId=online-news_rss20 New Scientist account of 2007 New England Journal report on link between oral sex and cancer

6.-Koelman CA, Coumans AB, Nijman HW, Doxiadis II, Dekker GA, Claas FH. Correlation between oral sex and a low incidence of preeclampsia: a role for soluble HLA in seminal fluid? J Reprod Immunol. 2000 Mar;46(2):155-66.

VISITA LA PAGINA:   
 http://www.vistamedica.com/
http://lamisma-cristi.blogspot.com/

4 nov. 2009

SEXO EN LA HABANA

Publicado por Boris Leonardo Caro en 16 July, 2009

Esta entrada se publicó en[ Sociedad ]


http://fotos.diariosur.es/201203/dsc_0063-640x640x80.jpg



El atardecer en el Malecón.

Se encontraron en El Vedado. Cumplieron con el ritual de iniciación de los noviazgos citadinos: Coppelia-Yara-Malecón. La brisa marina, la luz milagrosa de las 6:00 p.m., cuando La Habana se transfigura y contemplamos la ciudad más bella del mundo. Y luego…


Es una verdad simple, rotunda como una pirámide egipcia: en la capital cubana escasean los lugares donde hacer el amor. La imaginación fecunda de los enamorados ha improvisado templos a la pasión: parques, escaleras, montecillos de coníferas, oscuridades poliédricas. La literatura no escrita de esos furtivos encuentros amatorios debe de recoger historias dignas de una novela de terror.
Pero la imaginación aún no ha tomado el poder, y poder acostarse en una cama con sábanas blancas es el non plus ultra del común de los amantes. Mas, ¿dónde? Créanme, no se trata sólo de un asunto de intercambio de fluidos.
Tristezas económicas
Hace un par de días una amiga me preguntó: ¿Has visto las caras de la gente en las guaguas, cuando regresan del trabajo? Sí, claro, he notado su cansancio, la máscara casi unánime de tristeza, las arrugas que revelan frustraciones… la vida es dura, ¿no?
Es difícil mostrar una expresión cumpleañera cuando se ha trabajado ocho o más horas. Luego el regreso a la casa, preparar la comida, atender a la familia, los quehaceres, la cotidiana rutina. Claro, también hay razones hogareñas para la felicidad.
Y yo me pregunto, además, ¿cómo esta gente obstinada —”fundía”, como decimos en el argot juvenil— puede ser eficiente, productiva, entusiasta, entregada y todos los demás calificativos que abundan en los llamados de sindicatos y demás organizaciones políticas y de masas de nuestra sociedad socialista?
Los economistas, sean de carrera o autodidactas, mencionan con frecuencia el tema del salario. Otros apuntan a la propiedad sobre los medios de producción, la relación directa entre los ingresos del trabajador y las ganancias de la empresa. En fin.
Me parece que todos yerran el tiro. El problema no es ganar más o menos, o tener mayor o menor sentido de pertenencia hacia el martillo, la computadora, el aire acondicionado o el auto. La cuestión es sencilla, está delante de nuestras narices, pero no la vemos.
Imagínense qué sucedería si toda esta gente que regresa del trabajo, estas personas que el viernes en la tarde se sientan en el Malecón a romancear con el colega de oficina, a flirtear con cubana gracia, tuvieran un lugarcito para expresar libremente sus deseos sexuales. Y no estoy pensando en un hotel cinco estrellas, con canales extranjeros, jacuzzi u otro invento imperialista. Veamos un ejemplo sencillo:
Una instalación de unas diez habitaciones climatizadas con equipos ahorradores, un bañito, un colchoncito y un espejito (por si las fantasías). Además, un snack bar con bebidas nacionales y al lado un mini-cabaret. Esta es la mejor parte. El show estaría conformado por estrellas locales, artistas de nuestras casas de cultura, preparadas por nuestros instructores de arte. ¿Qué tal?
¿Cuánto circulante podría recogerse de este modo? ¿Cuánta promoción de salud, incluso, podría hacerse en estas posadas de nuevo tipo? ¿Cuánto contribuirían estas actividades a la cultura local y, en general, a la deseada masificación de la cultura?
Pero lo realmente importante es el impacto en el espíritu de nuestros obreros, técnicos y profesionales. Después de una jornada de ocho horas, de vez en vez darse una escapadita con esa compañera o ese compañero (o con ambos) a quien(es) hemos dedicado miradas y frasecitas comprometedoras… ¡Qué alegría!
Puedo ver las caras de la gente en el ómnibus… Sonrisas pícaras, ojos brillantes por el deseo y la satisfacción. Entonces ya serán innecesarias las arengas por la eficiencia, la puntualidad, el esfuerzo colectivo. Auguro que la productividad se incrementará en un 300 %, y esto sólo en los primeros días.



Playboy



                                                           
Demografías imposibles

La población cubana ha descendido en los últimos dos años. Aunque el número de nacimientos creció ligeramente en los últimos dos semestres, los especialistas no se atreven aún a pronosticar un repunte sostenido de la natalidad. En un par de décadas seremos decenas de miles de personas menos en esta isla.
¿Cuál es la solución? Esa es una de las preguntas que, seguramente, más se repite en los últimos meses en los pasillos y oficinas del gobierno.
Analicemos algunas posibles salidas:
-    Construir más casas: El país tiene un déficit de 500.000 viviendas. A un ritmo de menos de 50.000 al año, y bajo la perenne amenaza de los ciclones, es poco probable que este problema se resuelva en el futuro cercano.
-    Estimular a las madres por cada hijo: Con la crisis financiera el Estado se ha quedado sin dinero constante y sonante. Poner a circular más pesos sería contraproducente. Además, con los actuales precios, los primeros meses de un bebé son casi tan costosos como los repuestos de un caza F-16.
-    Revolucionar las relaciones de género: O sea, que los hombres no ayuden en la casa a las madres, sino que trabajen junto a ellas, que se ocupen de todas las tareas hogareñas a la par de sus compañeras. Poco probable, pues el machismo en estas tierras es tan viejo como el grito de Rodrigo de Triana.
Entonces, ¿qué hacer?
Nuevamente la clave está frente a nuestros ojos, miopes de tantas dificultades. ¿Cómo la gente va tener deseos de reproducirse, me pregunto, si no tiene dónde?
Si en vez de dar vueltas por el Malecón o calentar los motores en un parque, sin poder despegar hacia los cielos del deseo, los jóvenes tuvieran un lugar tranquilo, a precios módicos, donde poder realizar sus fantasías sexuales…
Si además, en vez de esas aburridas revistas en papel gaceta hubiera un suministro discreto de revistas calentitas, con videos y demás artilugios de los sex shops capitalistas —en la promoción del placer, debemos reconocerlo, el capitalismo es superior al socialismo—, ¿qué sucedería?
Es una cuestión de estadísticas. Los matemáticos no me dejarán mentir. Si, por ejemplo, cada 1.000 relaciones sexuales, 20 terminan en embarazos deseados, entonces cuando se produzcan 2.000, habrá 40 embarazos.
En fin… lo que necesita nuestro pueblo es tener más sitios donde manifestar su amor, medios más eficaces para fomentar su fantasía, demostrar al prójimo su ternura, intercambiar sus pasionales fluidos. Como diría un caro amigo, que no se leyó a Freud pero lo entendió de la A hasta la Z, lo que quiere todo el mundo es eso. ¿Eso? Sí, eso mismo.


FUENTE:    http://www.bloggerscuba.com/